El peatón recupera el protagonismo en un espacio cuya remodelación, con un presupuesto de 232.788 euros, forma parte de las actuaciones que se ejecutarán con cargo a los remanentes

 

8 de octubre de 2021.

El Ayuntamiento de Barbastro ha sacado a exposición pública el proyecto de reurbanización de la Plaza de la Constitución, con la que pretende continuar con la estrategia urbana para el casco histórico de la ciudad con actuaciones encaminadas a dotar a la ciudad de espacios peatonales libres de vehículos, la eliminación de barreras arquitectónicas y el aumento de la superficie peatonal de la plaza, además de dignificar el espacio público contiguo al edificio consistorial.

El proyecto, con un presupuesto de ejecución de 232.788,15 euros, es una de las actuaciones que el Ayuntamiento de Barbastro, que ya se presentó desde el Área de Servicios con cargo a los remanentes, y fue aprobado en la última Comisión de Urbanismo y Medio Ambiente.

El proyecto de remodelación de la plaza de la Constitución tiene como objetivo mejorar la accesibilidad de un espacio, cuyo uso está condicionado por la actividad de los edificios que la rodean. El peatón recuperará el protagonismo tras una actuación con la que se suprimirá la circulación perimetral y mejorar los lugares de estancia relacionándolos con los árboles existentes.

La intervención se realizará sobre toda la superficie de la plaza, esto es, un área trapezoidal de 1.037 metros cuadrados, que adopta como parte de la plaza las conexiones con las calles perimetrales, adentrándose en ellas la superficie suficiente para realizar una adecuada transición.

Uno de los objetivos de la actuación es devolver la plaza a los peatones, extendiendo la plataforma de uso hasta las fachadas de los edificios que la rodean, que se convierten en los límites reales del espacio. Sin embargo, el proyecto permitirá la posibilidad del acceso a vehículos de emergencia y también para la Policía Local.

La actuación contempla también mantener las dos líneas de árboles (olivos) existentes en la actualidad y que son uno de los elementos que ha perdurado a lo largo del tiempo. De esta forma, el proyecto contempla el mantenimiento de los árboles existentes, la supresión de las barreras arquitectónicas y la urbanización de los parterres.

Asimismo, se suprimen las barreras perimetrales que generan los muros actuales, y de esa forma se facilitan las circulaciones cruzadas a través de la plaza, con accesos accesibles desde ambos laterales. Además, se acercan los bancos a los árboles, mejorando la zona de estancia.