Más de 500 años avalan el mercado más tradicional de la ciudad, que abre este sábado de 8 a 19 horas

Desde las ocho de la mañana del sábado se podrán visitar 305 puestos de venta distribuidos por el centro de la ciudad en el que es el mercado tradicional más veterano de Aragón con más de 500 años de historia. Vendedores llegados desde puntos de toda la geografía española y desde el sur de Francia representan el espíritu comercial de Barbastro, junto con los comercios y asociaciones locales. Además, este año, la feria se une en la plaza del Mercado con el habitual mercado de frutas y verduras, donde también se repartirán 3.500 caretas y 7.000 candelas.

Los miles de visitantes que suelen acercarse a la feria, podrán 'mercar' todo tipo de productos hasta las siete de la tarde. Como ha sucedido en los últimos años, los agrolimentarios (con unos 80 estands) conforman el sector más numeroso. Pero también habrá textil, árboles y plantas, maquinaria agrícola, juguetes, artículos del hogar y complementos, entre otros. Una vez más, los productos agroalimentarios se ubicarán en dos zonas diferenciadas, en la plaza del Sol y en la plaza Aragón. El resto de puestos se distribuirán por las diferentes calles entre la estación de autobuses y la avenida Pirineos, General Ricardos, Corona de Aragón, plaza de la Diputación y la plaza del Sol. El Área de Desarrollo del Ayuntamiento, organizadora del evento, sigue trabajando para distribuir los diferentes puestos por estas calles. El reparto definitivo estará disponible en la página web municipal www.barbastro.org.

El 22 de septiembre de 1512 la Reina Doña Germana de Foix, segunda esposa de Fernando el Católico, otorgó a la ciudad de Barbastro el privilegio de celebrar la Feria de la Candelera. Desde entonces, se han celebrado más de medio millar de ediciones de esta feria que cada año atrae a miles de personas.

Cortes de tráfico

La organización de la feria implica restricciones en la circulación y estacionamiento de vehículos por las calles afectadas. La Policía Local informa de que no podrá haber vehículos aparcados desde la medianoche del sábado en la plaza Aragón, paseo del Coso, General Ricardos, plaza de la Diputación, avenida Pirineos, Corona de Aragón y plaza del Sol.

A partir de las seis de la mañana, además, no se podrá circular por toda esta zona. Los vehículos que entren a la ciudad por la avenida del Ejército deberán desviarse por la calle Ernest Lluch. También se restringe el tráfico en Corona de Aragón, desde la plaza del Ferrocarril, permitiendo el acceso a la gasolinera; en avenida Pirineos, en el tramo entre los cruces con Corona de Aragón y la calle Torreciudad; la avenida San Josemaría Escrivá de Balaguer desde el cruce con avenida del Cinca (permitiendo el acceso a la calle Saint Gaudens), la calle Fonz, la plaza Diputación y el puente de San Francisco. Los vehículos que bajen por la calle San José de Calasanz hacia el Coso deberán desviarse por la calle La Seo. El tráfico rodado por estas vías se restablecerá pasadas las 20 horas.

Todas las zonas afectadas contarán con carteles informativos.

Autobús urbano

A lo largo de esta jornada el autobús urbano sufrirá algunas modificaciones en su ruta habitual debido a las restricciones de tráfico. En la subida al Hospital, se anularán las paradas de calle Luis Buñuel (cruce con Federico García Lorca), plaza Diputación, Corona de Aragón y Estación de autobuses y se habilitarán las de avenida Pirineos (cruce con Gaspar Torrente), plaza de la Tallada y avenida de la Merced-San Julián.

En la ruta de bajada del Hospital se anularán las paradas Estación de autobuses, General Ricardos (escaleretas y esquina con San Hipólito), plaza Diputación y Luis Buñuel. Las paradas alternativas serán las de la avenida de la Merced-San Julián y la plaza de la Tallada. En cada parada estarán señalizados todos los cambios.

0
0
0
s2smodern