Se ha registrado un notable aumento en la demanda de abonos y entradas en una campaña estival 2022 que ha cerrado con un promedio de uso de 776 personas diarias y que ha superado las cifras de la última temporada prepandemia

 

16 de septiembre de 2022. Deportes

Las piscinas municipales de Barbastro cerraron la temporada estival 2022 con más de 64.000 usos, un total de 64.433, una cifra muy superior a los casi 48.000 registrados el pasado verano. La media de usuarios ha sido de 776, cifra muy superior a las registradas el pasado verano (595) y en el verano de 2022 (336).

Durante este verano, se han retirado 2.265 abonos, una cifra muy superior a la de los dos últimos años marcados por la pandemia sanitaria y que supera también las cifras registradas en 2019, en que se vendieron 2.122 abonos.

Respecto a 2021, este verano se ha mantenido el incremento en la demanda de abonos de 15 baños, tanto de niño/joven/pensionista -superior a la registrada en 2019 y cuadruplicando las cifras de 2020- así como en adulto -superando las cifras de 2019-. Asimismo, también ha aumentado la venta de abonos en el resto de modalidades, eso es, individual niño/joven, individual adulto, familiar niño/joven/pensionista y familiar adulto.

Como el pasado verano, durante estos meses estivales se ha registrado un notable incremento en la venta de entradas y abonos diarios, superando las cifras de los últimos tres veranos, incluido el último año prepandemia. Este verano se han retirado 13.835 entradas y abonos diarios, casi 5.000 más que las vendidas en 2021 y más de 3.000 más con las que se cerró la temporada estival de 2019.