Los espectáculos de calle, los conciertos, el teatro o los actos tradicionales han sacado a la calle a miles de personas

 

Barbastro despidió el domingo, con la retreta y la traca final, unas fiestas vividas en la calle, con alta participación de público en todos los actos programados. Miles de personas han disfrutado, durante seis días, de los conciertos de Rubén Pozo, Danza Invisible, Semilla Negra, La Ronda de Boltaña o los del Espacio Interpeñas; los espectáculos infantiles y las salidas diarias de la comparsa de gigantes y cabezudos; el teatro, con dos sesiones prácticamente al completo; las actuaciones multidisciplinares de la plaza San Francisco y la plaza Aragón; y las tradicionales Cabalgata del Pregón, ofrenda y Coso Blanco.

El concejal de Fiestas, Fran Blázquez, se muestra muy satisfecho de la respuesta de los barbastrenses y visitantes, destacando en su positivo balance el interés despertado por las actuaciones programadas, respetadas por la lluvia en su totalidad a pesar de unas primeras previsiones adversas, y el buen desarrollo de los actos festivos.

Poco a poco la ciudad volverá a la normalidad y recuperá todos los espacios para sus usos habituales. El último de ellos, el aparcamiento de la Huerta de Maza, donde los feriantes comenzarán a desmontar sus atracciones el martes. La ausencia de incidentes ha sido la tónica habitual de estos días festivos, a excepción de una denuncia por una presunta agresión sexual presentada en la primera noche festiva.

Ahora, los miembros del Patronato de Fiestas se reunirán para hacer balance y evaluar el programa festivo con el fin de analizar su desarrollo y comenzar a trabajar ya en las fiestas del próximo año.

0
0
0
s2smodern