El Ayuntamiento de Barbastro se planteó en 2006 la necesidad de organizar un ciclo de cine no comercial, en muchos casos de directores independientes, para complementar la programación cinematográfica de la ciudad, ya que al permanecer abierta una sola sala de cine durante los fines de semana, solo se proyectan habitualmente películas comerciales.

De ahí surgió, en colaboración con la empresa Circuit Urgellent, la iniciativa del Ciclo de Cine “La Mirada de Harry”, en el que se programa de enero a junio y de octubre a diciembre una película cada quince días, en el Cine Cortés, siendo el precio de la entrada 3,50 euros. Se suelen programar películas bastante recientes, de distintos géneros de cine y de gran fama y prestigio internacional, realizadas en diferentes países y premiadas en numerosos festivales.

0
0
0
s2smodern