El objetivo principal de las clases es aprender de manera dinámica y progresiva a hacer música con el violín. Partimos de la escucha constante de melodías sencillas y fáciles de aprender que conforman la base. Con esta idea practicamos estas piezas y vamos aumentando el nivel de dificultad, añadiendo conocimientos nuevos de manera escalonada. Para trabajar la interpretación en grupo, complementamos estas piezas con acompañamientos. En caso de no poder ser acompañado por un docente, utilizaremos acompañamientos preparados. 

 El compromiso de la familia es un elemento fundamental, ya que puede trabajar con el alumnado diariamente en casa y consolidar el aprendizaje de las clases. 
 
Sesiones:
Todos los alumnos tienen semanalmente una clase individual de 30 y 45 minutos de duración, dependiendo de la edad. Deben de asistir a esta clase acompañados por su madre, padre o tutor.  Más adelante, asistirán también a otra clase colectiva de 1 hora de duración. 
 
- En la sesión individual, se trabajan los contenidos nuevos de cada pieza del repertorio y los aspectos básicos de la técnica del violín (sonido, afinación, ritmo y postura). 
 
- La clase colectiva consta de un número superior de alumnos, que participarán durante toda la duración de la sesión. Se trabajan también los aspectos básicos de la técnica del violín pero repasando piezas ya aprendidas. Estas clases, de carácter más lúdico, sirven de refuerzo y ampliación. La clase colectiva es un buen complemento para la formación musical de cada violinista

 

0
0
0
s2smodern