El proyecto cuenta con una inversión de 541.289 euros y el plazo de ejecución de la obra es de cinco meses

A principios del próximo año comenzarán las obras de la tercera y última fase de la construcción del cementerio municipal, situado en el polígono 18. El proyecto establece un plazo de ejecución de cinco meses y su importe asciende a 541.289,51 euros. Una vez concluida su construcción, el Ayuntamiento de Barbastro habrá invertido 1.028.079 euros en esta infraestructura.

El alcalde de Barbastro, Antonio Cosculluela, y el concejal de Urbanismo, Iván Carpi, han presentado el proyecto de esta última fase, a cuya conclusión y una vez se haya equipado, ya podrán realizarse enterramientos. Las instalaciones y dotaciones de nichos y tumbas irán ampliándose en función de las necesidades, según ha explicado el primer edil. “Ahora vamos a empezar a trabajar en la actualización de la ordenanza municipal del cementerio y en el estudio económico que va a determinar el modelo de venta o alquiler de los nichos. En cuanto a la gestión, en principio, será directa”, señala.

La tercera fase de este proyecto consiste en la ejecución de las obras en la fachada, cubierta, distribución interior e instalaciones del edificio de servicios, de 456 metros cuadrados, cuya estructura se construyó en una fase anterior. Dicho inmueble contará con las dependencias obligatorias por normativa, consistentes en sendos despachos para administración y dirección, vestuarios, aseos y duchas para el personal, un almacén, un depósito de cadáveres-sala de autopsias, un horno destinado a destrucción de ropa y restos y un pasillo de servicios.

El proyecto de construcción del cementerio municipal se desarrolla por fases debido a su magnitud, habiéndose ejecutado ya una fase previa, en la que se realizó el vallado perimetral y el acondicionamiento del terreno; una primera fase en la que se construyeron 300 nichos y 60 columbarios prefabricados, además de la distribución del agua en la parcela y la instalación eléctrica; y una segunda fase en la que se construyó el almacén que dará servicio al cementerio, se finalizó el vallado existente entre el futuro aparcamiento y el cementerio, y se urbanizaron los viales que unen los tres pabellones con nichos y columbarios con la zona de aparcamiento y la entrada del edificio de servicios. En total, se han invertido 486.790 euros, a los que se sumarán los 541.289,51 euros de la tercera fase y otros 60.000 euros previstos para su equipamiento.

El nuevo cementerio está ubicado a un kilómetro al sur de la ciudad, junto a la carretera N-1226, que lleva a Berbegal. El Alcalde ha explicado que la entrada al mismo será provisional ya que en una fase posterior se adecuará el acceso desde la carretera autonómica.

 

 

 

0
0
0
s2smodern

Últimas noticias