Finaliza la restauración de El Moliné.
Este inmueble albergará el centro de interpretación de la molienda y tendrá diferentes usos culturales

     El alcalde de Barbastro, Antonio Cosculluela, ha visitado este emblemático edificio en el que antiguamente se ubicaba la fábrica de harinas La Verense, que ha sido ampliado con un edificio anexo. Una vez concluidas las obras de restauración, el Ayuntamiento de Barbastro procederá a la colocación del mobiliario necesario para su puesta en servicio con el fin de que, en los próximos meses, pueda albergar sus primeras actividades culturales.
    El Moliné cuenta con una superficie útil de 947 metros cuadrados distribuidos en dos sótanos y cuatro plantas. La zona de la molienda, de 400 metros cuadrados, se ubica en los dos sótanos y las plantas baja, primera y segunda mientras que la zona destinada a otros usos culturales, de 547 metros cuadrados, está en el primer sótano y las plantas baja, primera, segunda y entrecubierta.
     Las obras, llevados a cabo en diferentes fases, han consistido en la adecuación del inmueble interior y exterior y la consecución de las adecuadas condiciones de visita museográfica para la parte del inmueble destinada al centro de interpretación y, en el edificio anexo, la adecuación de la zona de recepción de visitantes y el acondicionamiento del espacio  para usos culturales y expositivos.

Edificio cultural

     El edificio antiguo, donde se ubicaba la antigua fábrica de harinas La Verense, está destinado a albergar el centro de interpretación del proceso de la molienda del trigo. Se ha creado un espacio abierto central, con visuales desde la planta baja al tejado a través del que se puede apreciar el funcionamiento del antiguo molino. Además, cuenta con maquinaria de la Farinera Costa, donada al Ayuntamiento de Barbastro gracias a la colaboración con el Ayuntamiento de Vic, el Centro de Estudios del Somontano y el Museo de la Piel de esta localidad catalana en 2009, a través de la que se puede conocer el proceso que antiguamente se seguía para moler el trigo. Dicha maquinaria cuenta con los mismos elementos, diseño y fabricantes que existían en El Moliné.
     En el edificio anexo se ha acondicionado una zona de recepción de visitantes y el espacio destinado a diferentes usos culturales y espacios expositivos, además de albergar  el Centro de estudios de Memoria de las Migraciones de Aragón, en el que se recojan los recursos, documentación e información sobre las memorias de las migraciones en su dimensión económica, demográfica, política y social.
     Este proyecto ha supuesto una inversión total de 509.353 euros, financiados con fondos propios y con fondos europeos concedidos a través de la Comarca, la Diputación Provincial de Huesca y el CEDER.
 

0
0
0
s2smodern

Últimas noticias